Inf. 94 679 30 42 / Email. info@coibilbao.com

CALIDAD Y VANGUARDIA EN MEDICINA OFTALMOLÓGICA

La miopía es el estado refractivo del ojo en el que el punto focal se forma anterior a la retina, provocando que los objetos lejanos se vean borrosos. Es un exceso de potencia de los medios transparentes del ojo con respecto a su longitud, por lo que los rayos luminosos procedentes de objetos situados a cierta distancia del ojo convergen hacia un punto anterior a la retina. Una persona con miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos, lo que puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo. La miopía se corrige con lentes divergentes, ya sean gafas o lentes de contacto. Hoy en día, en la mayoría de casos, puede utilizarse la cirugía refractiva láser para corregirla de forma definitiva. Existen numerosas técnicas como el Láser Excimer Amaris, las lentes fáquicas, incisiones astigmáticas o lentes intraoculares.

CIRUGÍA REFRACTIVA

La hipermetropía es un trastorno de refracción del ojo con alteración de la visión, que produce convergencia de los rayos de luz en un punto detrás de la retina. Un defecto de la visión caracterizado por la visión borrosa de objetos situados en este caso a cortas distancias. La persona hipermétrope tiene problemas de visión a distancias cortas, pudiendo ver con mayor claridad a distancias largas. Sin embargo, en una persona hipermétrope la visión de objetos a distancias largas implica un cierto grado de tensión de los músculos ciliares para poder enfocar la imagen correctamente sobre la retina. Por este motivo, son frecuentes problemas de vista cansada en hipermétropes de altas dioptrías. La hipermetropía se ha compensado tradicionalmente mediante una lente convergente. Hoy en día, en la mayoría de casos, puede utilizarse la cirugía refractiva láser para corregirla de forma definitiva.

HipermetropíaCirugía RefractivaVisión Borrosa

El astigmatismo es un estado ocular que, generalmente, proviene de un problema en la curvatura de la córnea, lo que impide el enfoque claro de los objetos tanto lejos como cerca. La córnea, que es una superficie esférica, sufre un achatamiento en sus polos, lo que produce distintos radios de curvatura en el eje del ojo. Por este motivo, cuando la luz llega al ojo, la imagen que se obtiene es poco nítida y distorsionada. Además de afectar la visión, puede producir dolores de cabeza o mareos. La mayoría de las veces esta deficiencia es corregida con el uso de lentes tóricas o esferotóricas, ya sea en gafas o lentes de contacto. Hoy en día también existen soluciones quirúrgicas como la cirugía refractiva láser.

CIRUGÍA REFRACTIVA

La presbicia o vista cansada es un defecto o imperfección de la vista que consiste en la disminución de la capacidad de enfoque del ojo. A partir de los 40-45 años el cristalino va perdiendo su elasticidad y no puede enfocar automáticamente objetos cercanos. La presbicia puede corregirse mediante una operación, pero sólo cuando se encuentra estacionada a una edad avanzada, y compensando la presbicia en la cantidad en que afectó a la visión lejana a fin de evitar usar lentes para lejos. La cirugía de la presbicia coloca un cristalino artificial (lente intraocular) en lugar del cristalino que ya no puede hacer su función. Con anestesia en gotas, y utilizando la facoemulsificación, el cristalino defectuoso es aspirado y sustituido por una lente intraocular multifocal, todo ello a través de una pequeña incisión de menor de 2,75 mm que no requiere puntos de sutura. En los últimos años se han desarrollado modelos de lentes intraoculares que proporcionan una óptima calidad de visión tanto de lejos como de cerca, e incluso en distancias intermedias, por lo que esta técnica está permitiendo a mucha gente olvidarse de las gafas. Hoy en día se está investigando en la corrección de la presbicia con Láser Excimer Amaris.

HipermetropíaCirugía Refractiva

El queratocono es una condición no habitual en la que la córnea está anormalmente adelgazada y sobresale hacia adelante. Literalmente significa córnea en forma de cono. Los síntomas del queratocono no son, por lo general, muy diferentes de los que caracterizan cualquier defecto de refracción ordinario. A medida que la enfermedad progresa, la visión se deteriora, a veces rápidamente. La agudeza visual empeora cualquiera sea la distancia, y la visión nocturna suele ser más bien pobre. En algunos individuos la visión en uno de los ojos es marcadamente peor que en el otro. Algunos desarrollan fotofobia, fatiga ocular por desviar la mirada para poder leer, o picazón en el ojo. El tratamiento depende del nivel del queratocono, que va del 1 (más bajo) al 4 (más alto). En nuestro centro ofrecemos todos los tratamientos disponibles a nivel mundial en este momento con el apoyo de la última tecnología en diagnóstico y tratamiento.

OrbscanCIRUGÍA CORNEACross-linkingCirugía Cornea

En medicina oftalmológica se llama catarata a la pérdida de transparencia total o parcial del cristalino. Existen fundamentalmente dos tipos:

  • Catarata congénita: producida por la existencia de una lesión hereditaria o una agresión sobre el embrión durante su desarrollo (p.e rubéola)
  • Catarata adquirida: es el tipo más frecuente y es la principal causa de pérdida de visión entre los mayores de 55 años. Está causada por la acumulación de células muertas en las lentes naturales de los ojos, encargadas de enfocar la luz y producir imágenes claras y nítidas.

Existen varias modalidades: senil  / traumática / diabética / por radiación Según donde se encuentra la falta de transparencia, la catarata se denomina:

  • Nuclear: núcleo de cristalino
  • Cortical: en la corteza
  • Polar anterior: en la parte central y anterior de la cápsula
  • Polar posterior: en la parte central y posterior de la cápsula

Hoy en día el único tratamiento eficaz es la cirugía. La facoemulsificación es una moderna técnica para la cirugía de cataratas. Consiste en la destrucción de las lentes “opacas” del paciente y la colocación, en su lugar, de una lente intraocular para compensar la pérdida de poder de refracción del ojo. En la actualidad, el láser no se utiliza en este tipo de intervención, pues la facoemulsificación se realiza a través de ultrasonidos. Se está trabajando en el uso de láseres de femtosegundos para la realización de algunos pasos de la intervención quirúrgica.

Cirugía CatarataLENTES MULTIFOCALESCATARATA

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que afecta al 2% de la población, con mayor incidencia en personas mayores de 40 años, siendo una de las primeras causas de ceguera en el mundo. El glaucoma se produce por una elevación de la presión del ojo, que va destruyendo de forma paulatina las fibras del nervio óptico. Existe un gran desconocimiento de esta enfermedad por parte de la población e incluso dentro de los propios médicos, ya que no se puede establecer cuál es la presión normal para una persona determinada. Así, no todos los sujetos con presión intraocular elevada padecen la enfermedad (hipertensos oculares) ni se puede asegurar que una persona no la padezca sólo por tener la tensión ocular baja (glaucoma de baja presión). El gran problema del glaucoma es que es una enfermedad que no produce ningún síntoma hasta que está muy avanzada y, además, el daño que se produce es irreversible, de ahí la importancia de realizar un diagnóstico precoz para poder instaurar el tratamiento adecuado antes de que se experimente la pérdida de visión. Es muy importante acudir al oftalmólogo al menos cada dos años a partir de los 40, para valorar tu presión intraocular y nervio óptico, sobre todo si tienes antecedentes familiares de la enfermedad.

Tratamiento GlaucomaPapila Excavada

Degeneración Macular Es una de las principales causas de pérdida de visión en personas mayores de 60 años de edad en el mundo occidental. Se desarrolla una alteración progresiva de la retina central que impide su correcto funcionamiento. Esta zona es la mácula. En fases iniciales el paciente puede notar en su ojo afecto que las líneas rectas se perciben de forma distorsionada. Cuando la enfermedad avanza esa distorsión aumenta impidiendo que se reconozcan las formas y por tanto no pudiendo definir las imágenes. El resto de la retina permanece sano durante todo el proceso. En función de la evolución podemos definir dos tipos: una forma seca y otra húmeda. La forma seca tiene una evolución clínica lenta y la disminución de visión se produce de forma progresiva durante meses o años. En la forma húmeda la disminución de visión suele ser rápida y se caracteriza por la formación de “nuevos vasos” por debajo de la retina.
Oclusiones Vasculares La obstrucción de la arteria central de la retina (la principal arteria de la retina) provoca una severa pérdida de visión que es irreversible. Las oclusiones venosas retinianas aparecen fundamentalmente en personas de más de 60 años. En muchos casos se origina una pérdida significativa de visión en el ojo afecto que puede o no recuperarse. El tratamiento actual de sus complicaciones se lleva a cabo mediante fotocoagulación láser, antiangiogenicos y/o corticoides intraoculares.
Retinopatía Diabética La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes, causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan a los ojos. El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que éstos sufran una fuga de fluido o sangre, y que se formen conductos frágiles e irregulares asociados a tejido fibroso. Todo esto puede distorsionar las imágenes que la retina envía al cerebro. Los riesgos de desarrollar retinopatía diabética aumentan cuanto más tiempo padecen de diabetes los pacientes.
Desprendimiento de Retina El desprendimiento de retina es una patología ocular grave que consiste en la separación de la retina de la pared del globo ocular. La retina desprendida deja de funcionar correctamente, lo cual produce una pérdida de visión. Si el desprendimiento no se detecta y trata en pocos días, la pérdida de visión puede ser permanente. El tratamiento es quirúrgico.
Enfermedades generales que afectan a la retina: Hay diversas enfermedades que afectan a la retina: la hipertensión arterial, enfermedades reumáticas como el lupus eritematoso sistémico, enfermedades infecciosas, la ingesta de determinados fármacos como la cloroquina y, sobretodo, la diabetes mellitus.

DMAE SecaDMAE HumedaOptomap con OVCRRetinaOptomap retinopatía diabetica colorOptomap retinopatía diabetica AGFOCT-Tomografía de coherencia óptica

La ambliopía u ojo vago o perezoso consiste en la pérdida parcial, mayor o menor, de la visión. Normalmente afecta a un ojo, pero a veces es bilateral por existir defectos importantes de refracción en ambos ojos, especialmente astigmatismos graves. La ambliopía se produce porque las células cerebrales que se encargan de la visión de ese ojo no se desarrollan por falta de uso.

ESTRABISMO Y O.PEDIÁTRICAESTRABISMO Y O.PEDIÁTRICA

Se define epifora como el lagrimeo excesivo, que puede ser debida a multitud de causas; ya sea por un exceso de producción de la misma o una obstrucción de la vía lagrimal que impida su correcta evacuación.

Via Lagrimal Cirugia Oculoplastica y de Vía LagrimalOculoplastica

La lágrima es una estructura importante compuesta de agua, grasa y mucina. Contiene sustancias antiinflamatorias y antimicrobianas que protegen el ojo. Cualquier alteración en su composición puede producir un ojo seco. La causa más frecuente es la producida por la alteración hormonal debida a la edad, que produce una disminución de la función de la glándula lagrimal, con una menor producción del componente acuoso. Pero también se produce ojo seco secundario a inflamaciones de la conjuntiva (alteración en el componente mucosoo), o en personas con blefaritis (alteración del componente graso). Existe un mayor número de ojo seco en personas con alteraciones reumatológica (artritis reumatoide, espondiloartropatías, S. Sjögren…) Los síntomas suelen ser alteración de la visión (sobre todo después de estar un rato realizando actividades que requieran de la atención visual), escozor o quemazón, sensación de cuerpo extraño, picor o prurito, legaña blanquecina y enrojecimiento ocular. Habitualmente estos síntomas suelen ser más frecuentes al finalizar el día, y se suele sentir la necesidad de tener los ojos cerrados. Su tratamiento se basa en la instilación de manera crónica de sustancias lubricántes, lágrimas o geles, con diferente composición según el tipo de ojo seco. En caso de lo remisión de los síntomas, se puede ocluir los puntos lagrimales con tapones de colágeno o silicona. En caso de inflamación intensa hay que tratar con tandas cortas de antinflamatorios. Los casos refractarios pueden precisar tratamiento con colirios realizados con el suero de uno propio.

Segmento AnteriorTest Schirmer

La blefaritis es una inflamación  crónica de los bordes palpebrales donde se encuentran, además del nacimiento de las pestañas, unas glándulas secretoras de grasa. Esta grasa forma parte de la lágrima, película que ha de nutrir y mantener constantemente húmeda la superficie ocular. La blefaritis se produce cuando estas glándulas no producen la grasa de manera correcta, alterando la composición (pH y osmolaridad) de la lágrima. Suele ser frecuente su asociación con la dermatitis seborreica y la rosácea. Aunque las molestias o síntomas que esta enfermedad produce son aparentemente variopintos (sensación de arenillas, escozor, picazón, ardor, lagrimeo, sensación de sequedad, enrojecimiento palpebral con costras, etc.), la mayoría se derivan de la alteración secundaria que se produce en la película lagrimal. También se puede complicar con orzuelos y chalación, consecuencia de la obstrucción de alguna de las glándulas de los párpados. Si estos orzuelos y chalaciones se repiten con cierta frecuencia, su causa suele ser un blefaritis. Su tratamiento suele ser crónico, y la base de este es la limpieza del borde palpebral y las lágrimas artificiales. En los casos de exacerbación de los síntomas se puede tratar con antibiótico y antinflamatorios.

DGM + INFORMACIÓNBlefaritis AnteriorOCULOPLÁSTICA